Bebé en casa…¿qué hago con el perro?

Un bebé en la familia !!¿Què hago con mi perro?!!

 

        La llegada de un bebè a la familia puede preocuparnos cuando hay un perro en casa. La realidad es, que cuando un bebe llega a casa, lo mas normal es que el perro lo acepte como un miembro mas, un cachorro al que debe soportar y probablemente, proteger. No hay que temer la curiosidad del animal, y siempre y cuando se guarden las medidas higiénicas, podrá acercarse al recién nacido. 

 

        En ocasiones, puede suceder que el animal  vea al bebè como un intruso que le roba protagonismo. Esto sólo sucederá si sus amos le restan atención al perro e impiden, a la vez, que se acerque al recién llegado. 

No obstante, por muchos celos que siente del bebe, éste no corre ningún peligro y por tanto es absurdo deshacerse de él.  Tristemente, la llegada de un recièn nacido es una de las causas más comunes de abandono de perros.

 

        Cuando llegue el bebé, debemos aumentar las caricias y palabras cariñosos hacia el perro, y evitar alimentar al bebe delante de él.  Convendrá regalarle algunos juguetes para que no robe los del niño. Recuerden, es muy importante no fomentar los celos.

 

 

Para Prevenir:

 

  • Asegúrese de que el animal este perfectamente sano y vacunado, libre de parásitos, y problemas de piel

 

  • Si hasta ahora el cuidado del perro ha corrido por cuenta de una sola persona en casa, es bueno empezar a compartir esta responsabilidad, pues el bebé requerirá de mucho tiempo. De este modo, el animal se irá independizando de quien està a cargo, y no se sentirá excluido por el nuevo niño o la nueva niña.

 

  • Antes de que nazca el niño, familiarice al animal con la colonia que se usará sobre la piel del recién nacido.

 

  • Durante el embarazo, cuando compre la cuna colóquela en su lugar y deje que el perro se acerque y la huela tanto como quiera. Actúe del mismo modo que si hubieses comprado un mueble cualquiera.

 

  • En el momento en que su bebé llegue a casa, trate de manejarse con el perro como si nada hubiera pasado.

 

  • Tarde o temprano, su perro y su bebé se van a encontrar. Lo ideal es que eso ocurra apenas tu pequeño llegue a casa. Pero atención: sólo debe permitir que el perro se acerque, lo huela y pueda verlo. Si el perro quiere lamerlo, evite gritarle. Háblele con un tono firme pero delicado. No lo asuste ni lo haga sentir como un intruso en casa.

 

  • Cuando el perro se acerque por primera vez a su bebé, y también en las ocasiones sucesivas, controle el encuentro sobre todo si tiene un perro grande. Una buena manera es que mientras usted tiene al bebé, su pareja deje que el perro se acerque pero sujetándolo siempre con la correa.

 

  • No aísle al perro. Déjelo que siga compartiendo con la familia como siempre

 

  • No deje a tu mascota sola con el bebé. Por más educado y cariñoso que sea, en su afán de curiosear puede voltear la cunita o arañarlo sin querer.

 

  • Saque a su perro a pasear más seguido, para que sienta que todo sigue igual, en cuanto a la atención que la familia le brinda. Si lleva al bebé en el cochecito, será mejor, puesto que el animal comenzará a asociar al bebé con situaciones de esparcimiento.

 

  • Actúe con su perro en forma coherente, y trate de que todos los integrantes de la familia hagan lo mismo: permitir y prohibir las mismas cosas.

 

  • Un muy especial cuidado debe tener, desde el momento en que el bebé comience a moverse o a gatear, pues en esta etapa la criatura se desplaza de manera imprevisible y puede perder el equilibrio, cayendo sobre la mascota, que puede asustarse y reaccionar instintivamente.

 

  • A medida que el niño o la niña crezca y comience a hablar, hay que enseñarle que el perro es un ser vivo que debe ser respetado. Y es que si le jalan las orejas o la cola, el animal intentará defenderse.

 

  • Hay que enseñarles a convivir con el animal, y a respetar sus momentos de sueño, de comida, de cansancio o de juego. De este modo, logrará una excelente relación entre su hijo o hija, y su mascota.

 

Lo que nunca hay que hacer:

 

  • Descuidar al animal y dedicarse de lleno al recien nacido
  • Retar al perro si éste se acerca al niño
  • Mantenerle encerrado por miedo a contagios
  • Dar al perro los juguetes viejos o estropeados del niño.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s